4 DE MARZO DE 2010

EL REY DAVID
El rey David, que sucedió en el trono a Saúl, fue el segundo y más importante monarca de Israel. Hijo de Jesé, fue educado para ser pastor. Su historia aparece en el libro de Samuel y quizás es más conocida por el episodio de su lucha contra Goliat
 
Goliat era un gigante filisteo, que algunos consideran que media cerca de tres metros de altura. En el momento de su encontronazo con David, los filisteos estaban en guerra con los israelis. Antes de meterse en batallas, Goliat conminó a sus enemigos a enviarle un guerrero que pudiera derrotarlo. Lo repitió a diario durante 40 jornadas, pero ningún israeli aceptó el reto. Al fin llegó David, adolescente aún, que habia aparecido por el escenario de la guerra tan sólo para llevar comida a sus hermanos mayores, y le plantó cara. El rey Saúl, fascinado por la valentia de David, le ofreció arma y armadura, pero él las rechazó. Salió al encuentro de Goliat armado sólo con su honda y algunas piedras. Antes de que el otro pudiera golpearle, le lanzó una roca que lo golpeó en la cabeza y lo noqueó. Entonces cogió su espada y con ella lo decapitó, coronando su inesperada victoria. A partir de entonces, su popularidad se disparó a lo largo y ancho de Israel. El rey Saúl comenzó a verlo como una amenaza e intentó que lo mataran. Su propio hijo y heredero al trono, Jonatán, se hizo amigo de David y lo ayudó a sobrevivir. Tiempo después, David seria elegido para suceder a Saúl y convertirse en segundo rey de Israel. Como monarca, David unificó las tribus del norte y el sur de Israel y trasladó la capital a Jerusalén. Gobernó durante cerca de cuarenta años, a partir de aproximadamente el año 1000 a. de C., y se enfrentó a muchas dificultades. Se enamoró y dejó embarazada a una mujer casada llamada Betsabé, y para tapar su pecado ordenó que su marido, soldado de su ejercito, fuera enviado a la primera linea de fuego, donde perdió la vida. En respuesta a ello, Dios envió a un profeta, Natán, para que afrontara su crimen. Pese a sus imperfecciones, la fe judia mantiene que Dios prometió a David que su linaje gobernaria Israel por los siglos de los siglos. La tradición mesiánica judia sostiene por tanto que, cuando llegue el Mesias, éste será descendiente de David
DATOS DE INTERÉS
1. Se especula con que el tamaño de Goliat pudiera ser el resultado de un defecto en sus glándulas pituitarias que le hubiera provocado un crecimiento anormal. Otro sintoma hipotético de este defecto seria su visión de túnel, lo que tal vez explicaria cómo David pudo acercarse a él sigilosamente 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s