27 DE DICIEMBRE DE 2009

SEMBRANDO
Se dice que el viaje espiritual es como el filo de una navaja. Hacemos equilibrio sobre esa fina linea entre los pares de opuestos que componen el mundo relativo y fenoménico en el que vivimos. La necesidad de permanecer conscientes de nuestros estimulos de crecimiento para usarlos como combustible en el viaje, al tiempo que adoptamos una benévola actitud de perdón respecto a nuestras imperfecciones, es un buen ejemplo del filo de una navaja
PRÁCTICA: Pasa unos minutos en la paz de la oración o la meditación shamatha/vipassana. Reflexiona en estas palabras de la Peregrina de la Paz, una mujer que ha atravesado diecisiete veces y en todas direcciones el territorio de los Estados Unidos sin llevar dinero, ni equipaje, ni posesión alguna, sólo un mensaje de paz y de perdón. Ella afirma: Todo lo bueno que hagas, todo lo bueno que digas, todo buen pensamiento que tengas, vibra continuamente sin parar nunca. El mal sólo permanece hasta que lo vence el bien, pero el bien permanece para siempre
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s