>LA PRÁCTICA DE LA MAGIA

>En el mundo antiguo, la magia era acremente repudiada, pero no dejaba de practicarse. Los gobernantes la prohibian a los particulares, por temor de que los hechizos y encantamientos los alcanzaran a ellos; pero ellos mismos tenian a su servicio a adivinos, brujos y magos. La gente creia en la existencia de poderes ocultos, los que servirian para ver el futuro, realizar hechizos o comunicarse con los muertos. La Ley de Moisés condenaba ” a quien practique la adivinación, suertes, superstición o encantamiento, quien consulte a espectros o espiritus o interrogue a los muertos ” ( Deuteronomio 18:10 ). Obviamente, los magos florecieron. Cuando Isaias enlistó a los lideres de Jerusalén y Judá, colocó a ” juez y profeta ” y en seguida al ” adivino… mago y encantador ” ( Isaias 3:2 ). Manasés, uno de los monarcas de más largo reinado en Judá, ” se dio a la magia y la hechiceria, instaló nigromantes y adivinos ” ( 2ª de Reyes 21:6 ). También el pueblo buscaba la ayuda de los magos. Cuando los ejércitos de Babilonia amenazaban Judá, Jeremias advirtió a los israelis que sus ” profetas, adivinos, soñadores, agoreros y magos ” ( Jeremias 27:9 ) los engañaban al asegurarles que no serian conquistados. El profeta Daniel y tres amigos suyos fueron hallados por Nabucodonosor como ” diez veces superiores a todos los magos o astrólogos ” de Babilonia, aunque ellos no pretendian recurrir a la magia. Los primeros cristianos también condenaron la práctica de la magia. El Libro de los Hechos narra cómo un converso de Samaria llamado Simón el Mago, quien habia suscitado sospechas porque habia ” practicado la magia en la ciudad ” ( Hechos 8:9 ), trató de conseguir con dinero que Pedro le confiriera el don del Espiritu Santo, a lo que el apóstol se negó. ( Por eso se llama simonia al comercio ilicito de las cosas espirituales ). En Chipre, Pablo denunció a un mago judio llamado Elimas Barjesús. En la ciudad de Éfeso las palabras de Pablo y los ” milagros extraordinarios ” ( Hechos 19:11 ) impresionaron tanto a ” judios y griegos ” ( Hechos 19:17 ) que ” no pocos de los que habian ejercido la magia traian sus libros y los quemaban delante de todos; unas cincuenta mil monedas de plata se calculó que valdrian ” ( Hechos 19:19 )

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s