>MILAGRO

>La palabra milagro proviene del latin miraculum, que significa prodigio. La forma verbal de este vocablo significa estar maravillado, reacción humana ante hechos inexplicables, tales como un portento. San Agustin, teólogo del siglo IV, define el milagro como algo ” más allá de la esperanza y el poder de aquellos que se maravillan “. En la Biblia se describen los prodigios como ” obras y hazañas ” ( Deuteronomio 3:24 ) y ” los milagros que hace ” ( Marcos 6:2 ). Con frecuencia las palabras ” señales y prodigios ” ( Éxodo 7:3; Hechos 4:30 ) dan la idea de portentos o simbolos de alguna realidad o verdad grandiosa. El Evangelio de Juan llama ” señales ” ( Juan 2:11 ) a los milagros de Jesús. En la actualidad la palabra milagro describe un acontecimiento que contradice las leyes cientificas. Pero la Biblia no considera los milagros de esa forma, sino que los relaciona con hechos asombrosos, extraordinarios o totalmente inesperados, ejecutados siempre por la mano de Dios. Los profetas obraban milagros como signo o señal de que su misión era impuesta por Dios mismo y no por pretensión propia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s