18 DE DICIEMBRE DE 2009

SEMBRANDO
Todas las tradiciones espirituales subrayan la necesidad de nacer de nuevo. El renacimiento es un milagro en el que percibimos que la paz y la seguridad no provienen de la culpa y la simulación, sino del perdón. Éste es el milagro de Navidad simbolizado en el nacimiento de Jesús. En el perdón entramos en la Tierra Prometida. En el perdón volvemos al Paraiso
REFLEXIÓN: Reflexiona en esta historia que he adaptado del capitulo siete del Evangelio de Lucas: Jesús habia sido invitado a cenar a casa de un sacerdote influyente. Maria Magdalena, que antes fue prostituta, supo que su Maestro estaba en la ciudad y se apresuró para verle. Su corazón estaba tan lleno de gratitud que se arrodilló ante Jesús a la mesa y lavó sus pies con sus lágrimas. Después los secó con sus cabellos y los ungió con un valioso perfume contenido en un frasco de alabastro. Este acto de humildad suscitó una hipócrita diatriba en el sacerdote, que se preguntaba qué clase de profeta era aquel que no caia en la cuenta de quién era la mujer que le estaba tocando, pues era una ramera. Jesús respondió con una parábola: " Cierto acreedor tenia dos deudores; uno debia quinientos denarios, y el otro cincuenta. Como no tenian para pagarle, les perdonó la deuda. Ahora bien, ¿ quién de ellos le amará más ? ". El sacerdote respondió: " Supongo que aquel a quien le perdonó más "
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s