30 DE NOVIEMBRE DE 2009

SEMBRANDO
Al acercarse el final de noviembre y de nuestro ajuste interior de cuentas, llega el momento de hacer balance de nuestras cuentas exteriores. Esto significa pedir perdón a los que hayamos lastimado, devolver aquello que hemos pedido prestado y que habiamos olvidado, y poner orden en nuestras finanzas para pagar o minimizar deudas y entrar en la estación festiva con claridad sobre nuestros recursos y lo que prudentemente podemos gastar. En el otro lado del libro mayor, noviembre es el tiempo de saldar deudas con aquellos que nos deben algo. La claridad en asuntos que pueden parecer dificiles o embarazosos es a menudo un alivio para ambas partes
PRÁCTICA: Pasa unos minutos en meditación shamatha/vipassana y piensa en lo que hay que hacer para tu balance de cuentas. Necesitarás tiempo para el trabajo de escritorio. Si tienes algún problema en el manejo del dinero, éste es el momento de perfeccionar tu habilidad. Pide la ayuda que necesites, no sólo del mundo angélico, sino de amigos o asesores expertos. Ser responsable en tu economia es un aspecto importante de la madurez espiritual. Recuerda que sólo tienes que dar un paso cada vez para avanzar hacia la culminación
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s