26 DE NOVIEMBRE DE 2009

SEMBRANDO
Al hacer recuento de mi vida, veo claramente que las personas de las que más he aprendido fueron en un tiempo mis enemigos, aquellos que me enfrentaron a problemas éticos y me obligaron a profundizar en los conceptos de bueno o malo. En muchos casos, han sido reflejos de mi propia hipocresia, paranoia o miedo. En otros, me causaron un daño real y tangible. En unos pocos casos el perdón llegó fácilmente, y en otros fue un proceso que duró muchos años. Los casos en los que el perdón llevó más tiempo y fue el más dificil, resultaron ser los que contenian las enseñanzas más valiosas
PRÁCTICA: Hoy empezaremos la práctica de tonglen a favor de nuestros enemigos ( y de nosotros mismos, desde luego, puesto que en última instancia, el perdón libera al que perdona ). Es mejor empezar por un " enemigo menor ", a no ser que tengas un fuerte deseo de liberarte de un resentimiento más intenso. Empieza, como de costumbre, con el recuerdo de un momento sagrado cuando tu corazón estaba abierto y te sentias conectado/a con el universo. Después, trae a tu mente el recuerdo de tu enemigo. Imgaina el dolor e ignorancia que le llevaron a comportarse de un modo ofensivo. Visualizalo como un espeso humo negro que oscurece la verdadera luz en su corazón. Inhala el humo en la Luz de tu propio corazón, y dale a cambio tu Luz. Continúa hasta que se unan las luces de los dos corazones
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s