>En la Biblia, Dios habla directamente con los individuos, como Adán y Eva, Abraham, Job, Josué, Gedeón, Salomón, los profetas y Jesús. A veces, como en el caso de Moisés, la relación de Dios con una persona era tan especial que hablaba con él ” cara a cara, como se habla entre amigos ” ( Éxodo 33:11 ). Dios se manifestaba también mediante signos relacionados con la naturaleza. En el monte Sinai se presentó en medio de truenos, relámpagos y sonidos de trompetas. Tan estruendosa manifestación debió ser una terrible experiencia para los israelis; estaban tan temerosos que le rogaron a Moisés: ” Háblanos tú y te escucharemos, pero que no nos hable Yavé, para que no muramos ” ( Éxodo 20:19 ). Dios también se comunicaba en sueños y visiones; envió mensajes a patriarcas, profetas y gente común mientras dormian. En el sueño de Jacob el Señor se apareció encima de una escalera que tocaba el cielo y le dijo: ” Yo estoy contigo. Te guardaré donde quiera que vayas ” ( Génesis 28:15 ).

About these ads