Acontecimiento totalmente imprevisto, o previsto pero inevitable, que ocasiona un mal en las personas o en las cosas. Al exigir el derecho penal moderno para proceder contra una determinada persona o causa de delito que ésta haya actuado dolosamente ( es decir, voluntariamente, con intención ) o al menos culposamente ( esto es, con negligencia o descuido ), el caso fortuito constituye una circunstancia que exime de responsabilidad criminal. Los elementos indispensables para que pueda aplicarse esta circuntancia son: 1) existencia de un mal; 2) que el acto realizado sea licito; 3) que no exista negligencia en el sujeto; y 4) que el mal resulte por mero accidente.
About these ads