Tribus de indios norteamericanos que forman con los navajos el grupo meridional de la familia lingüistica de los Atapascos. A la llegada del hombre blanco se extendian por la mayoria de Nuevo México y Arizona, México septentrional y partes de Texas, Oklahoma, Kansas, Colorado y Utah. Las diferentes tribus apaches mantenian permanente hostilidad entre si y frecuentemente desenterraban el hacha de guerra en lucha fratricida. Aunque su clasificación no se ha determinado del todo, generalmente se acepta bajo la denominación de apaches a los chiricahuas, pinalenones, arivaipas, coyoteros, que comprenden los grupos de las montañas Blancas y pinaleños; los apaches gila, que incluyen los gilenos, mimbreños, mogollones y tontos; y los querechos o vaqueros, que comprenden los mescaleros, jicarillas, faraones, llaneros y probablemente los lipas, considerados a veces rama aparte de la familia athapasca. Las tribus apaches erna nómadas y apenas practicaban la agricultura, alimentándose de raices, como el magüey, de bayas y de los animales que cazaban. La carne del oso y el pescado eran para ellos alimentos prohibidos. Su valoración del caballo residia más en la carne de éste, apetitoso manjar, que en su utilidad como medio de transporte; rara vez luchaban sobre monturas. Magnificos guerreros, era asombrosa su habilidad para utilizar los escasos escondrijos del desierto; muy raramente iniciaban el ataque si no era desde un lugar resguardado y por sorpresa, cuando contaban con grandes ventajas. Acosados por sus perseguidores se diseminaban y movian tan rápidamente por las rutas de las montañas que era harto dificil para la caballeria darles caza. Sus grandes jefes, como Mangas Coloradas, Victorio, Cochise y Gerónimo, no establecieron alianzas tribales, sino que, organizando pequeñas bandas de cien a trescientos guerreros, atacaban y daban muerte a los colonos blancos y a los miembros de las caravanas, mientras miles de soldados, lanzados en su persecución, eran incapaces de seguirles la pista.

HISTORIA

Coronado, en su expedición de 1540-41, informó ya de los querechos, probablemente jicarillas y mescaleros. Oñate, en 1598, fue el primero en emplear la palabra apache, probablemente derivada de un vocablo zuñi, que significaba " enemigo ". En efecto los apaches, durantes los periodos español y mexicano, eran enemigos de indios y blancos. Sus incursiones, toleradas como inevitables, rara vez tropezaban con resistencia organizada. No obstante, en ocasiones, ofrecianse recompensas por cada cuero cabelludo apache que se presentase a las autoridades. En 1837, invitada una banda de mimbreños a una fiesta dada por unos tramperos, fueron asesinados por éstos a fin de cobrar la recompensa de 100 dólares ofrecida por el Estado de Chihuahua. Mangas Coloradas, que habia escapado a la matanza, se vengó dando muerte a varios mineros de Santa Rita ( Nuevo México ) y atacando a los colonos americanos. Unido a Cochise contra los americanos en la Guerra de Secesión, fue muerto en cautiverio a últimos de 1862, o primeros de 1863. Cochise, jefe de los chiricahuas, desenterró el hacha de guerra en 1861 y durante varios años fue el azote de la frontera, atacando los poblados y dejando a su paso una estela de violencias y muertes. En 1872 concertó la paz permanente con los americanos. Victorio, jefe de una pequeña banda de apaches Warm Springs y chiricahuas, tuvo constantemente en jaque a los poblados fronterizos de 1879 a 1880, en que fue muerto en México. Le sucedió otro famoso jefe apache, Nana. Gerónimo, hechicero y jefe chiricahua, cobró celebridad al huir de una reserva y pasar a México. Tras varios años de incursiones en ambos lados de la frontera se rindió en 1882 al general George Crook. Dos años más tarde escapó de la Agencia de San Carlos ( Arizona ) y con apenas un centenar de seguidores burló repetidamente la persecución de un verdadero ejército. Rehusó en 1886 el celebrar negociaciones con el general Crook, pero más adelante se rindió al general Nelson A. Miles. En total, 340 apaches, entre ellos los que habian permanecido en la reserva, fueron enviados a Florida como prisioneros de guerra. Trasladados luego a Alabama y finalmente al Fuerte Still ( Oklahoma ), no recobraron la libertad hasta 1913. Las reservas apaches se encuentran en Fort Apache, Fort McDowell, San Carlos y Campo Verde ( Arizona ), y en las agencias de los jicarillas y mescaleros de Nuevo México. En 1945 su número ascendia a 8996.

About these ads