>En el Jardin de Edén, Dios ” hizo brotar del suelo toda clase de árboles bonitos de ver, y sabrosos para comer “, pero sólo se nombran dos: el árbol de la vida y el árbol de la ciencia del bien y del mal ( Génesis 2:9 ). El árbol de la vida, cuyo fruto da vida eterna, crecia ” en medio del jardin ” ( Génesis 2:9 ). Al final de la historia del Paraiso, Dios expulsa de alli al hombre y pone a los querubines con una espada flameante ” para guardar el camino del árbol de la vida ” ( Génesis 3:24 ). Esto vuelve a mencionarse en el Libro del Apocalipsis, que describe ” El Paraiso de Dios ” ( Apocalipsis 2:7 ), donde crece ” un árbol de Vida que daba doce cosechas, una cada mes; las hojas del árbol sirven para curación de las naciones ” ( Apocalipsis 22:2 ). A diferencia del árbol de la vida, que aparece en la literatura de otras antiguas religiones del mundo, el árbol de la ciencia del bien y del mal no ha conocido paralelo. Es el único árbol del Jardin de Edén cuyo fruto Dios le prohibió comer al hombre. Aunque los términos bien y mal no se definen en esos pasajes, parece que se emplean para incluir valores de moralidad y justicia. La Biblia a veces compara a la ignorancia del bien y el mal con la niñez. Para indicar que hombre y mujer carecian de lo que el árbol ofrecia, el Génesis los representa en un estado de inocente ignorancia.

About these ads