En la antigua Grecia, hermandades religiosas de tribus ( no ciudades ), que, teniendo por centro un santuario importante, se congregaban dos veces al año por medio de sus delegados o anfictiones para tratar de asuntos relacionados con el templo. Entre las muchas que existieron en Grecia descuella como más famosa la que tomó su nombre primero del templo de Deméter, en Anthela, cerca de las Termópilas, y luego del de Apolo Pitio, en Delfos. A la anfictionia de Delfos concurrian, con sus colonias, doce tribus: malios, ftiótidos, eteanos ( enianos ), dólopes, magnesios, perrebios, tesalienses, locrios, dorios, focios, beocios y jonios. Cada tribu enviaba a las dos reuniones anuales – en primavera y otoño – dos anfictiones con voz y voto y varios " diputados " con voz pero sin voto. Todos ellos se comprometian a observar ciertos principios de derecho intertribales, con lo que las anfictionias llegaron a constituir una fuerza politica. La liga de los anfictiones sostuvo tres guerras importantes: una contra la ciudad focia de Crissa ( 594-85 a. de J.C. ); otra ( 355-46 a. de J.C. ), en que los focenses fueron expulsados temporalmente de la liga, y una tercera ( 339 a. de J.C. ), que, dirigida contra Anfisa, acarreó la pérdida de las libertades griegas. La anfictionia continuó, sin embargo, con poderes limitados durante la dominación romana. La última referencia histórica de la misma data del siglo II d. de J.C.

About these ads