Semidiós adorado por griegos y romanos, la figura más heroica de la mitologia clásica. Hijo de Zeus y Alcmena, esposa de Anfitrión, fue dotado de fuerza sobrenatural. En vida tropezó con innumerables complicaciones, originadas por la enemistad de la diosa Hera, por sus muchos asuntos amorosos y por ataques de locura divina, durante uno de los cuales asesinó a sus propios hijos. Para expiar este crimen, el oráculo de Delfos le ordenó ponerse al servicio de Euristeo, rey de Argos, quien, a instigación de Hera, le impuso los famosos " doce trabajos ": 1) matar al león de Nemea; 2) matar a la hidra de Lerna; 3) capturar la cierva de los pies de bronce; 4) capturar el jabali de Erimanto; 5) limpiar los establos de Augias; 6) exterminar las aves del lago Estinfalo; 7) domar el toro loco de Creta, que Poseidón habia enviado a Minos; 8) robar las yeguas de Diomedes; 9) vencer a las amazonas y apoderarse del ceñidor de su reina Hipólita; 10) arrebatar los bueyes de Gerión; 11) hurtar las manzanas de las Hespérides; 12) domeñar a Cerbero, para sacar a Teseo de los infiernos. Esta es la versión de Homero, Hesiodo, Pisandro y otros poetas clásicos. Otros escritores narran la muerte del héroe: su esposa Dejanira, engañada por el centauro Neso, le envió la túnica empozoñada de éste, que creia le aseguraria el amor eterno de su esposo. El veneno causó tal agonia a Hércules que se arrojó a una pira funeraria del monte Eta. Heracles fue adorado especialmente por los dorios; las casas reales de Argos, Esparta y Mesenia se titulaban descendientes del dios. El culto de Hércules, su versión romana, data del año 400 a. de J.C. Como personificación de la fuerza se le relaciona con el Melkart fenicio y el Ogmios celta. Además de figurar en los poemas épicos de Homero y Hesiodo, es el protagonista de las heracleidas de Pisandro de Camiros, la Heraclea de Paniasis, las Traquinias de Sófocles, el Hércules furioso de Euripides y otras obras. Se le representa como prototipo del vigor y la vitalidad masculina, con miembros musculosos, pelo rizado y cabeza más bien pequeña; suele ir cubierto con una piel de león y empuña una clava. La estatua más notable de este héroe es el Hércules Farnesio, que, hallado en los baños de Caracalla, 1599, se encuentra ahora en el Museo de Nápoles.

   ScannedImage-9

About these ads